¿Qué es la Ansiedad de Separación en los niños?

0
214
Ansiedad de separación en niños
Ansiedad de separación en niños

La ansiedad de separación en los niños es un trastorno de angustia que se caracteriza por una excesiva y desproporcionada ansiedad cuando el niños se alejan de la casa o de figuras significativa para ellos.

La angustia es el factor común a la base de esta problemática en los niños, incluso en ocasiones en los adolescentes.

También cuando es dejado en otra casa. Cuando el niño es pequeño, se espera que sus reacciones sean en esta línea, pero a medida que va creciendo va aprendiendo que también hay otras figuras que son de confianza.

Se da también cuando entra al jardín infantil. Aquí lo normal es que llore un rato y después se tranquilice. Los niños de temperamento difícil o de difícil adaptación, se van a demoran más y pueden estar con llantos hasta un mes. Hay que preocuparse de modo más significativo, por aquellos niños en que siguen con las mismas conductas por más de un mes y que no son capaces de adaptarse. Aquí el niño no es capaz de aceptar la pérdida del vínculo y no logra adaptarse adecuadamente.

Ansiedad de separación en niños
Trastorno de ansiedad de Separación en los niños y adolescentes

«La mayoría de los niños o niñas que presentan estas dificultades han generado una relación de co-dependencia con aquellas personas de las cuales no puede separarse, habiéndose construido un mensaje subliminal de que el mundo el peligroso y que solamente a través de estas figuras el niño puede sentirse no amenazado o en peligro» (Psicólogo infantil Ariel Garay).

«LAS POSIBILIDADES DEL CAMBIO ESTÁN DADAS INICIALMENTE POR EL MENSAJE QUE EL ADULTO LE ENTREGUE AL NIÑO»

Sin este elemento, difícilmente el niño o niña comprenderá de que no hay peligro fuera de su casa o de ambientes conocidos. Es más, si el adulto no genera cambios en su forma de interactuar con el niño, por ejemplo, facilitando la autonomía, probablemente quede atrapado en la angustia y confirmándola cada vez que hayan episodios de ansiedad.

Mensaje de seguridad ante todo

La resolución del trastorno de ansiedad de separación en niños, muchas veces se ve afectada por el hecho de que a los mismos adultos les complica el poder generar cambios en su propia conducta, a pesar de ser un elemento central en la resolución del cuadro.

La prevalencia de la ansiedad de separación en los niños

  • El 4% de la población que consulta tiene ansiedad de separación. La mujer reconoce más los síntomas que los hombres,  generalmente por un tema cultural de que se insta a los niños varones que “tienen que ser valientes”, no aceptando sus temores o que los padres no acepten que su hijo varón tiene temores y es miedoso.
  • Este trastorno de ansiedad se puede iniciar en la edad pre-escolar o antes de los 8 años. Puede durar varios años. Es más común en edades escolares que en la adolescencia, ya que cuando se da en adolescente, es porque hay un problema que se trae desde la infancia.

A veces se deben tratar ambas partes: niño y padres

Bien tratado, el cuadro de ansiedad de separación no debiera pasar a mayores problemas en el futuro. De todos modos, es importante ver cómo se ha ido dando la dinámica familiar, puesto que el origen de los síntomas, habitualmente está dado por la instauración de temáticas elicitadoras de ansiedad a nivel de padres y madres.

El lograr no separarse, acentúa el cuadro

Síntomas del trastorno de ansiedad de separación en niños que son habituales de este cuadro:

  1. Resistencia del niño para ir a cualquier sitio que implique una separación.
  2. Resistencia a quedarse solo en su pieza o casa cuando salen los papás, tienen miedo porque les pase algo malo a los padres o así mismo. Hay un temor de muerte, importante en estos niños en los niños.
  3. Esta sintomatología provoca síntomas corporales como dolores de cabeza, ideas obsesivas, vómitos, no hablan del tema, dolor de guata, fiebre, entre otras. No sólo cuando no están los padres, sino también cuando anticipan que se van a ir.
  4. El síntoma emocional tiene que ver con el síntoma inmunológico.
  5. Generalmente son niños donde alguno de los padres tiene dificultades para separarse o ansiedad para hacerlo.
  6. Favorecen esto, situaciones en la infancia en relación a lo familiar. Por ejemplo: Enfermedades de los padres, muerte,  cambios de colegio, cuando existe migración y la familia se va a algún lugar lejano y desconocido, entre otras.

«Cada vez que logra no separarse de los padres, el cuadro se rigidiza»

Por lo tanto, para mamás y papás que tienen un hijo o hija con trastorno de ansiedad de separación, ven una respuesta bastante intensa tanto a nivel verbal como conductual, así como cognitiva y emocional.

Como padres, tener siempre en cuenta nuestra actitud frente a los niños

Conclusión: el trastorno de ansiedad de separación en niños y adolescentes es un cuadro que puede manifestarse (con mayor probabilidad) en familias que envíen un mensaje verbal o no verbal de que el mundo no es tan seguro como se quisiera. Así mismo, son familias que no han practicado mucha autonomía o en que el niño es habitualmente dependiente de otros familiares. Cuando se dan situaciones en que el niño percibe que deben enfrentar situaciones de separación o que no estarán sus principales figuras de apoyo, se angustian de modo excesivo y profundo, generando una respuesta desproporcionada al estímulo desencadenante (por ejemplo: a ir al colegio).

Consideraciones de cuando se presenta un trastorno de ansiedad de separación en niños

Si el cuadro se aprecia leve:

  • Es importante que mientras más pequeño es el niño, esta separación sea corta y lo cuide una persona que maneje la situación y sea un figura tranquila. En la edad escolar las separaciones deberían ser enfrentadas con tranquilidad. Se espera que haya ansiedad en separaciones infrecuentes.

Cuando el cuadro se ha ido acentuando y manteniendo en el tiempo:

  • es decir, cuando la ansiedad de separación supera lo que se espera en un periodo del desarrollo, donde el niño deja de jugar, no está compartiendo mucho con amigos, entonces ya se habla de que podría estarse dando un desarrollo de trastorno por ansiedad de separación propiamente tal y es bueno evaluarlo a través de un psicólogo infantil y tratarlo, para evitar una profundización o mayor acentuación.

«Si el cuadro se ha profundizado es porque hay dinámicas de interacción que se han mantenido rígidas, manteniendo un mensaje de inseguridad»

Recuerda siempre que, tu hijo o hija está en permanente cambio y desarrollo. Por lo tanto, sus necesidades y desarrollo de habilidades van cambiando de acuerdo a su etapa evolutiva. El mantenerlos en una posición de una etapa infantil anterior, solamente conllevará a que tu niño presente dificultades de adaptación o le cueste más el poder enfrentar cambios.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario!
Ingresa tu nombre aquí